Otro juicio final

Por la ventana se ven las colinas, desfilando hacia un horizonte que oculta la ciudad y tras el que hoy, sorprendentemente, no sobresale la columna de humo de la central de Cubillos. Hay pocas casas, pero una (por lo demás nada ostentosa), de un amarillo que desearían para sí los grandes pinceles clásicos, parece la… [+]

A veces

Ha dicho don Alberto, a cuento de su criticado peaje judicial, que gobernar, a veces, es repartir dolor. Oír la palabra “dolor” en boca de algunos miembros del gobierno empieza a servidor a resultarle inmoral. Es una palabra ya suficientemente vaciada y vapuleada cuyo contenido se ha sustituido en más de un cincuenta por ciento… [+]

Downton Abbey

La relación honesta, de buena fe entre los hechos y su propósito, según es preferencia que se dé entre los seres humanos, parece no ser ya más que un asunto para adolescentes gafa-pastas, aburridos filósofos gerontófilos y comunistas. El análisis, esa herramienta que hasta ahora servía con cierta eficacia para valorar el grado de verdad… [+]

Un pan como unas hostias

Un pan como una hostias ha hecho al final don Artur Mas después de crispar a tirios y troyanos con una pataleta tan legítima como oportunista. Incluso si se equivoca un servidor aventurando la intención puramente estratégica de Mas y no achacando a justa indignación una actitud política tan desbocada, lo cierto es que en… [+]

Fu Manchú y la manzana de Newton

Siempre nos ha fascinado el hombre capaz de hacer flotar una manzana en el aire, ante el público, la posibilidad de un método (el que fuese) que ilustrase el alcance de nuestros deseos. Pero tal magia no era más que el producto de utilizar muchísima más energía de la necesaria para provocar un efecto sólo… [+]